lunes, 18 de noviembre de 2013

A TI, MUJER

Luces, sombras. Arcoíris de emociones. 
Brillo de nácar en la piel. Dulce melocotón.
Curvas, rectas. Sinuosas cavidades que me embriagan,
 que me pierden…que hacen de mí, caminante errante.
Catador de sonrisas, insaciable sediento de tus besos.
 Atrapado en la red del deseo. 
Oyente incauto de un canto de sirena 
que me pide navegar por la ondulación de sus senos.
Inhalo el dulce aroma de tus valles.
 Libo de las aguas de tu centro. 
Galopo en él, jinete extasiado de sensaciones
 que traspasa tus fronteras,
 que se funde en el magma de esa gruta, cálida, envolvente.
Augur terrenal de tu cuerpo.
 Peregrino en busca del estallido celestial 
que estremecerá tu ser. 
E irremediable, sigo tu estela.